Otros poetas.

 

Me pregunto qué se me pasaría por la cabeza

el día que me

ring 

llamaron

ring

y todavía me llaman

las voces de mi cabeza

pidiendo que les dé versos

de poetas incomprensibles

quizá

haya

algo

dentro

de mí

que entienda lo que no puedo escribir.

 

2551.

Un día las medicinas y el progreso

habrán conseguido tenerme vivo hasta el 2551

y caminaré solo algunas calles

hasta caer de rodillas sobre el suelo atómico,

delante de un Cristo suplicante sin plegarias en la bandeja de entrada de su mail,

y entonces podré decir que habré vivido una vida larga y fructífera

(hablando en materia espiritual)

pero no me escuchará nadie.