Verano en el Borne

Cuando camine por la calle Princesa,
en Barcelona,
nada temeré;

cuando me rodeen guiris en pelotas,
armados con botellas de sangría
y colorados como una langosta,
nada he de temer
(aunque me inviten a una orgía);

cuando me pasee por la Barceloneta
y me tope con una pareja follando en el paseo marítimo,
nada temeré
(si acaso sacaré fotos
y lo denunciaré en las redes sociales);

cuando baje al perro por la noche
y me cruce con una despedida de soltera de holandesas
que me confundan con un vendedor de drogas
y me pidan marihuana, cocaína y/o pastillas,
nada temeré.

Cuando en verano Barcelona se llene por el turismo
y no pueda siquiera coger el metro para ir al trabajo
(porque además en Barcelona
cada lunes hay huelga de transportes),
intentaré no cagarme en todos los dioses habidos y por haber
e intentaré no temer,
les rezaré a todos esos dioses,
invocaré a toda deidad existente
y esperaré pacientemente a que la situación se calme,
a que llegue el otoño
y todo esté lleno de turistas igualmente
(ruido,
las calles sucias y meadas,
peleas,
delincuencia
y vecinos molestos)
pero al menos
no haga el calor que hace a estas alturas
y pueda quejarme en pijama
y relajadamente en la cama.

Anuncios

5 thoughts on “Verano en el Borne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s